LECHE CRUDA ESTA DE MODA

CRUDA28Uno de los movimientos que más ruido está haciendo en Estados Unidos alrededor del tema de la comida, es el que defiende el concepto de leche cruda o “raw milk”.La leche que consumimos en la actualidad, es sometida a una serie de procesos mecánicos y físicos, con el doble objetivo de que sea segura para el consumo y que pueda almacenarse sin necesidad de refrigeración. La leche es un compuesto “vivo” con numerosos tipos de bacterias (no hay por qué asustarse, tu tienes en tu cuerpo más bacterias que células humanas) y gran cantidad de nutrientes.

Por este motivo, bacterias más alimentos, es un caldo de cultivo excelente para las primeras proliferen, y como todos sabemos, no todas las bacterias son “amigas”. En concreto, nos podemos encontrar bacterias como E. Coli, Streptococcus, Brucella, y ya no es que nos puedan hacer enfermar, es que pueden alterar el sabor de la leche y agriarla. Por tanto, aunque probablemente consumir leche recién ordeñada sea “relativamente” seguro, no todos podemos hacerlo y aunque sea un escenario idílico, tampoco podemos ir con los cántaros a la lechería a diario.

Obviamente, el procesado de la leche tiene efectos sobre las propiedades de la misma. Se matan bacterias patógenas, otras que no lo son, y también se desnaturalizan algunas proteínas y se puede alterar el sabor. Es un peaje que tenemos que pagar en favor de la seguridad alimentaria. Un peaje, a todas luces menor que no poder tomar leche porque no vivimos en un pueblo, o peor aún, que miles de personas enfermen por no haberla esterilizado.

Asi, No merece la pena en absoluto arriesgarse a buscar leche cruda. Los riesgos superan con mucho a los beneficios. La leche es un producto perecedero muy propenso a ser caldo de cultivo de patógenos. Todo el proceso industrial de producción, garantiza las mejores condicione de higiene posible, tanto en el ordeño como en el procesado y la distribución de leche.

Esto no quiere decir que si tomas leche cruda, de una granja conocida, vayas a enfermar. Si la cueces y es recién ordeñada, muy probablemente no te pase nada y es posible que disfrutes de una leche de una sabor distinto al habitual.

En cuanto a los nutrientes que se pierden, en el contexto de una dieta variada como la que podemos tener hoy en día, no tenemos por qué echar en falta nada. Es más, también se da la reacción contraria. La de aquellos que piensan que nunca hay que tomar leche, precisamente porque está llena de enzimas y bacterias que son perjudiciales para el ser humano.

Aunque es cierto que ciertas propiedades de la leche se alteran al procesarla, la sociedad y las instituciones tienen que tomar unas decisiones muy complejas a la hora de garantizar la seguridad alimentaria. Costes y beneficios deben ser estimados, y no debemos caer en la tentación de pensar que porque un leche sea ordeñada con las manos en una granja rural, es más sana o mejor que la que podemos adquirir en una ciudad.

http://www.directoalpaladar.com/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ALIMENTACION, ALIMENTOS, Salud, veterinaria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s